¿Cómo enfrentar las entrevistas de trabajo?

Descubre los mejores consejos para enfrentar los miedos ante una entrevista de trabajo

workplace-1245776_960_720

Las entrevistas laborales suelen ser una situación estresante para la mayoría de las personas. La ansiedad se generaliza, ya que las ganas de conseguir el trabajo se apoderan de nosotros. Sin embargo, hay varias cuestiones que debemos tener en cuenta a la hora de tener una entrevista. Es importante entender que los nervios nos pueden jugar una mala pasada y el resultado no será exitoso. Descubre cómo enfrentar las entrevistas de trabajo y conseguir el trabajo de tus sueños.

Los expertos sostienen que además de tener una actitud cordial y amable con los reclutadores, es necesario imitar sus gestos. Es decir, de manera sutil, intenta tener la misma actitud que ellos. El simple hecho de mover una pierna para el mismo lado o gesticular de la misma manera que el entrevistador, le dará la sensación de que están en la misma “sintonía”. Esta técnica es normalmente empleada por los vendedores para obtener la atención de sus compradores.

Las manos son otro gran problema. Es necesario que estén tibias y secas, ya que da la sensación de calidez y confianza. Por el contrario de las manos húmedas y frías que no permiten una conexión con el otro. Puedes tomar una taza caliente de café o utilizar el secador de manos del baño de la empresa para calentarlas. Si eres de las personas que utiliza sus manos para expresarse, deberás tener en cuenta que es mejor realizar gestos pequeños y mantener las manos quitas para no demostrar nerviosismo.

Por último, a la hora de contestar preguntas importantes, debes tomarte tu tiempo. Debes mostrarte tranquilo y relajado, por lo que tomarte tu tiempo para responder les demostrará que no tienes apuro en decir lo primero que piensas. Por el contrario, sentirán que puedes mantener una conversación porque escuchas atentamente y sabes qué decir. Respira despacio, concéntrate en la charla e intenta quitarte la presión a través de una simple sonrisa. Está comprobado que regulan el sistema nervioso y nos relajan.

Fuente: http://www.universia.es/

Dejar un comentario