EL FRACASO DE LOS SUPERDOTADOS

girlpeq

Al hablar de “superdotados”, es habitual que nos vengan a la mente una serie de estereotipos, muy difíciles de erradicar, que nada tienen que ver con la realidad de estos escolares y que, con frecuencia,  les ha abocado a vivir una triste experiencia a su paso por los centros escolares, víctimas de acoso escolar.  Lo cierto es que, cuando nos referimos a este colectivo de alumnos con altas capacidades  , hemos de tener presente que no se trata de un grupo homogéneo, sino de una diversidad de personas, con tantas diferencias entre sí, como puede darse en cualquier otro grupo.

Hasta el momento, nos hemos esforzado mucho en la atención a la diversidad; nuestro Sistema Educativo procura la atención e integración de todo el alumnado para que cada uno, dentro de sus posibilidades, consiga alcanzar el nivel máximo de su desarrollo potencial. Pero, es cierto que existe un grupo que continúa, en la mayoría de los casos, sin recibir la atención necesaria, no sólo para el desarrollo de sus altas capacidades, sino para evitar caer en problemas de desadaptación social y también, paradójicamente, de mal rendimiento escolar. La situación no tiene menos importancia que la de cualquier otro colectivo que presente necesidades educativas especiales.

Se nos puede hacer difícil entender cómo una persona superdotada puede llegar a fracasar académicamente. A veces, no es hasta ese momento cuando llegamos a detectar sus altas capacidades. En otras ocasiones, como ocurre frecuentemente con las niñas superdotadas, estos alumnos recurren al camuflaje como medio de evitar la discriminación, el rechazo de los demás. También suele suceder que, aunque el discente con altas capacidades cumpla con su trabajo, se convierta en el revoltoso de la clase, el que termina su tarea perfectamente y empieza a “molestar” a sus compañeros, con lo que es reprendido continuamente, sin que el profesor alcance a ver lo que realmente sucede.

Para resolver esta situación, es imprescindible la identificación temprana, por medio de una evaluación diagnóstica de carácter prescriptivo, en la que se impliquen todas las personas relacionadas con el alumno. La Administración Educativa, en los sucesivos desarrollos normativos, ha ido contemplando un cambio de actitud con diversas iniciativas para la identificación del alumnado con altas capacidades intelectuales.

De la misma forma, se hace necesario incidir en la formación inicial y continua del profesorado sobre las características especiales de este alumnado y sobre cómo atender esta diversidad. Ciertamente,  los profesores tienden a centrarse prioritariamente en el alumnado que presenta dificultades de aprendizaje, respondiendo a uno de los mitos más extendido, como es que los superdotados no necesitan ayuda. En muchas ocasiones, ni siquiera llegan a detectar la alta capacidad.

Además, se deben tomar medidas en los centros escolares para ofrecer una atención diferenciada, viendo de qué forma se puede acortar el currículo para evitar el aburrimiento y la desmotivación, ofreciendo talleres que les resulten atractivos para trabajar su creatividad, o proporcionarles espacios en los que estos discentes con superdotación y el mismo nivel de motivación, puedan reunirse como medio de mantener la estabilidad emocional que precisan. Asimismo, la aceleración educativa, o salto de curso es una opción extraordinaria, a la que se llega sólo después de que se consideren ineficaces otras medidas que se ordinarias.

El catedrático Javier Tourón, presidente del Consejo europeo de superdotación, nos muestra la conveniencia de que haya ritmos distintos de aprendizaje, adecuados a cada alumno, ya que los superdotados piensan y aprenden de forma diferente. En ese sentido se muestra partidario del uso de las nuevas tecnologías , mediante el aprendizaje inverso.

Resumiendo, encontramos dos actuaciones principales ante el fracaso de los superdotados; en primer lugar, la identificación por medio de una evaluación diagnóstica de carácter prescriptivo, en la que se impliquen todas las personas relacionadas con el alumno; profesores, padres y compañeros. Evaluación que debe explorar las áreas de inteligencia general, con tests libres de influencia cultural; creatividad; aptitudes, el perfil de capacidades; características de la personalidad, así como otras medidas subjetivas. En segundo lugar, la adaptación dela escuela al alumno, a través de una atención diferenciada, con un tipo de enseñanza que permita el desarrollo del potencial del alumnado con altas capacidades.

Lourdes C. Garrote Durán

Webgrafía:

-Preguntas más frecuentes sobre los superdotados: http://www.elmundodelsuperdotado.com/preguntas-mas-frecuentes-superdotados/

-Informe Nacional sobre la educación de los superdotados: http://www.elmundodelsuperdotado.com/informe-educacion-superdotados/

-Plataforma de Apoyo a las AA.CC.: https://www.youtube.com/watch?v=ikDBHLzZEqU&feature=share

-AA.CC., La Rebelión del Talento: https://aacclarebeliondeltalento.com/tag/aceleracion/

-Navarra. com: http://navarra.elespanol.com/articulo/sociedad/tecnologia-evita-alumnos-alta-capacidad-tengan-entorno-hostil   /20151004123942003651.html

 

Dejar un comentario