Soy autónomo y quiero estudiar un Máster ¿Puedo deducirlo?

La formación profesional es una constante para mantenerse al día en el mercado laboral. Muchas empresas apuestan por realizar cursos de recualificación y ampliación de conocimientos, una práctica que también puedes seguir si eres autónomo. Los inscritos en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) pueden mejorar su formación y

Autónomo Mujer ordenador

deducirse los gastos derivados de ésta, siempre que cumplan una serie de requisitos, según informan desde el portal Online Autónomos, de la gestoría Gesdocument.

Los expertos indican que es posible rebajarse los gastos en el IRPF, siempre que la formación esté relacionada con la actividad profesional en la que estés dado de alta en el RETA. También debes tener en cuenta que, tal y como se recoge en la Ley de Impuestos de Sociedades, esta inversión económica debe deducirse en el mismo periodo impositivo en que se contrata. Es decir, que el inicio de la acción formativa se ha tenido que iniciar mientras tributes en este régimen, con independencia cuando finalices el curso. Y es que, la formación es una factura de gasto más, de modo que el IVA correspondiente, puedes emplearlo para mejorar el resultado de tu contabilidad. Cualquier formación para ser un profesional más cualificado, es considerada actividad relacionada con tu negocio.

Formación a todos los niveles

Puedes desgravarte los gastos formativos con independencia del nivel de la formación, de modo que es aplicable desde los postobligatorio a másteres, postgrados y demás posibilidades académicas. Recuerda, además, que la normativa no recoge diferenciación entre formación pública o privada, de forma que tanto las facturas de academias privadas, como de centros públicos son válidas como gastos en el momento de realizar tu correspondiente declaración a Hacienda.

Fuente: Cinco Días. El País Economía.